16 marzo 2011

Recuerdos vagos

De pronto sentí una mano recorriendo mi cuerpo, cinco dedos acariciandome la piel. Apreté los párpados e intenté recordar la noche anterior. El me había ofrecido cobijo entre sus sábanas, yo había dudado un segundo antes de dejarme tentar por la invitación.

Guardé mi postura en la cama. Abrí lentamente los ojos y me topé con su mirada apuntando hacia mis ojos. Me pregunta si dormí bien, pero confusa aún por la situación, no logro responder.

Me observa minuciosamente de arriba a abajo, como si me viese por primera vez o quizás intentando adivinar mis pensamientos. Sabe que siempre he sido enigmática y reservada, pero si pudiese realmente leerlos sabria que sigo anhelando sus caricias.

Vuelve a romper el hielo preguntádome si tengo hambre, pero mi respuesta no llega; sin embargo no parece molestarse por ello, me guiña un ojo y se pone de pie. Lo observo alejarse de la habitación caminando semidesnudo por el pasillo.

Ya lejos de su mirada, inicio el ritual de las mañanas: observo mis extremidades, encorvo la columna vertebral, estiro poco a poco los músculos del cuerpo. Sé que en unos instantes, estaré detrás de él, alzando la cola de contenta y maullando, para pedir, solicitar, reclamar que es hora de darme el primer bocado del día.



Foto Veronique Spalletti

24 comentarios:

SERGI dijo...

Jajaja muy bueno el tema y el texto, los gatos no son mis animales preferidos, los perros en cambio me encantan, eso sí tengo claro que si los queires ellos te devuelven mucho más de lo que les diste

Sergio dijo...

Es perfecto!
Una apasionante historia de amor, casi me hace ronronear.

El hombre de Alabama dijo...

Condenados mininos.

Monik dijo...

MIAUUUU...RRRRrrrRRRRRR...

TORO SALVAJE dijo...

Je, que bueno.

Besos.

El Gaucho Santillán dijo...

Buen texto.

el remate es perfecto. Sorprende.

Un abrazo.

Sid dijo...

Jajaja, no sabía que un gato te podía tener muda.

Saludos V.

Paula María dijo...

muy bueno, me encantó!! Yo también me sorprendí con el final!!
besosss V!

raúl dijo...

me encantan estas historias "animalizadas". buen relato!

Edu dijo...

Pues ahora cuentenos como le fue con el primer bocado del día. Muy gratificante leerte amiga.
Saludos, Edu

rombo dijo...

Muy buena, muy buena, muy buena, muy buena...

Phant79 dijo...

Que gatita más remolona ;)

Ian Welden dijo...

Vaya, caí en la trampa por supuesto. Pero me imagino que si hubieras escrito que eras tu la que se encontró en tan conocida situación tu relato me habría resultado un tanto trivial.
Conoces a la perfección los tejes y manejes del amor casual y los gatos deben ser tu pasatiempo favorito.
O no! Esa gata debe ser tu fiel compañera.
Eres una excelente cuentista. Felicitaciones.

Abrazos desde Copenhague ya sumida en las sombras pre primaverales,

Ian.

Jose dijo...

Los gatos no me gustan porque arañan ,aunque yo soy gato.

Pero el relato me encantó y si lo entendí
Gracias por la visita y si vistas este enlace,ya entenderás,mi comentario

http://rafamo.blogspot.com/

Un saludo

TriniReina dijo...

Genial el relato. Te felicito.

El gato de la foto parece el rey de los gatos:)

Besos

Patty dijo...

Osea???? jajajaj que alguien mexpliqueeeeeeeeeeeeee ainssssssss, no lo vas a creer pero yo imaginaba una chica esbelta, con cabellera frondosa ojos negros y mira tu ah??????? jajajajajaj EXCELENTE!!!! miauuuu ♥

Chapulin dijo...

Jajajajaja...que mal pensao soy...muy chulo y muy original...como todo lo que hace vuesencia....Besos mininos

V de Tierra dijo...

Sergi, el universo de los gatos tambien es interesante.. recuerdo que mis gatos tenian una relación apasionada de « te araño/ te muerdo » con el perro de mi vecina.

Sergio, jaja.. un ronroneo tuyo equivale como a 10 sonrisas.. vale la pena :)

El hombre de alabama, los gatos siempre estan en busqueda de caricias.

Monik, me uno al coro RRRrrrRRR

Toro, domir bien y comer bien, siempre sera bueno.

Gaucho, pues me alegra sorprenderte, al menos un poquito.

Sid, claro que sí, no sabes las pasiones que puede despertar un gato.

Paula, también podria ser yo, esperando el desayuno en las mañanas..jaja


Raúl, gracias. Los animales también tienen su corazoncito emotivo.

Edu, pues cuando un gato come siempre esta contento, eso si, ni se nos ocurra interumpirlo durante dicho acto.

Rombo, gracias, gracias y gracias.

Phant, jaja.. diriamos que si.

Ian, bienvenido y gracias por tus palabras. Estoy lejos de ser una cuentista, pero de vez en cuando oso publicar algun relato. Y en cuanto a los gatos vivi durante muchos años con un par que eran verdaderos cuerpos almacenadores de mimos y caricias.

José, todo se arregla con una lima de uñas ! Ok daré una vuelta por ahí.

Trini, No sé si el rey, pero no cabe duda que es una buena vida de gato !! Se nota que lo tratan con cariño.

Patty, pero que chica para mas guapa te has imaginado. Pero hay que aceptar que la gatita tampoco esta fea ;)

Chapulin, tú mal pensado ?? pero que va ! si yo estoy segura que eres una mente inmaculada y limpia !!jajaja

Frusly dijo...

Enigmática como un gatito, ¿eh? Y él seguro que estaría encantado de darle el bocado.

Si ronroneando se pudiese conseguir todo...

Un saludote.

Me ha encantado el relato, por cierto.

Alma naif dijo...

El relato super original... a pesar de no gustarme los gatos me envolví en el ronroneo seductor de la situación!!!
Besos a tu alma y buen finde!!!

Zeppy dijo...

Muy bueno, aunque he de reconocer que después de haber visto la canción de Amaral ya me imaginaba el final, jeje.
Un saludo.

Jairo Andres Loaiza-Espinoza dijo...

Que hitoria!!!! jajaja... por ratos imaginaba finales, pero me llevaste a un final inesperado jajajaja...

Bella historia amiga mia...

Un abrazo y feliz semana...

JALE

Aioria90 dijo...

Hey, genial tu historia. Simple y firme. Abrazos

V de Tierra dijo...

Frusly, jaja.. lamentablemente ronroneando no se consigue todo, una pena!

Sol, un dia quizas te conquiste un lindo gatito.

Zeppy, no vale hacer trampa!!jajaja

Jale, me alegra sorprender un poquito. Besos

Aioria, gracias por tus comentarios. Pasare por tu casa cuando me de un tiempito.